DE NUESTRO BLOG

En política, la imagen cuenta

Las campañas políticas tienen como principal objetivo persuadir a las personas para que elijan un candidato, y es que detrás de todo esto, existe un sin número de acciones de comunicación y marketing que tienen que ver principalmente con la imagen que se transmite tanto del partido como de la persona.

 

 

 

La imagen política es un recurso que utilizado de manera inteligente, eficiente y estratégica, sirve para la distinción entre los competidores.

 

La realidad es que el manejo adecuado de una imagen, define el éxito o fracaso de una campaña, lo cual abarca una variedad de elementos que deben ser cuidados desde el aspecto personal y público, así como del entorno en que se desenvuelve el candidato.

 

·    Personal: La manera de vestir, actuar, comunicación verbal y no verbal.

 

·    Público: Eventos públicos, comunicación en medios masivos, imagen de la familia, amigos y personas que trabajan con el candidato.

 

Esto en conjunto, permite que los mensajes sean percibidos de manera positiva, logrando así persuadir al público y posicionarse entre la competencia, además de que afecta directamente en la opinión que se genera de la persona e influye en la aceptación de ésta en la ciudadanía.

 

Con ello podemos concluir que en política, la imagen sirve principalmente para desarrollar poder, fortalecer el liderazgo y permanecer como protagonista, por lo que es vital, siempre mantener una congruencia y estilo empático que disponga de aceptación, fuerza e influencia.