Sin categoría

La importancia de humanizar tu marca (Inbound Marketing)

 

El inbound marketing es una metodología que se enfoca en captar la atención de los clientes a través de la creación de contenidos valiosos, con el objetivo de ofrecer experiencias, lo que permite crear conexiones que sean útiles para el cliente en cuanto a la resolución de problemas reales y de esta manera; lograr humanizar tu marca.

Seguramente has escuchado mucho la frase “humanizar tu marca”, pero… ¿de qué sirve? Sencillo, hoy en día los usuarios buscan conocer el lado más humano de las empresas para poder generar un lazo de confianza.

Las marcas amigables y transparentes que realmente se preocupan por sus clientes, tienen muchas más posibilidades de alcanzar el éxito en internet, específicamente con la ayuda de las rede sociales.

Los clientes buscan una buena experiencia de compra, no una estrategia de contenidos repetitiva, mensajes sin responder o una campaña que solamente les diga qué deben comprar, por ello es indispensable aplicar una buena estrategia y comunicación bidireccional en la que se le permita a tus clientes ser tus amigos.

¿Cómo puedes humanizar tu marca?

  1. Utiliza un lenguaje acorde a tu audiencia: Las redes sociales son un canal de comunicación muy efectivo, por lo que utilizar un tono de voz adecuado a tu público objetivo te ayudará a captar su atención.

Te recomendamos también utilizar la segunda persona del singular para lograr una conexión más cercana con tus clientes y también puedes apoyarte de contenido humorístico (de valor) para entretener a tu público. Las posibilidades de que este tipo de contenido tenga más interacción o se vuelva vira, son muy altas.

 

  1. Participa en la conversación: la comunicación bidireccional es clave en este punto. De nada sirve esforzarte en crear contenido de valor si no te tomas el tiempo de atender las dudas, quejas y sugerencias que pueden tener tus clientes.

 

  1. Comparte las experiencias: el objetivo principal de esta estrategia es crear una comunidad más dinámica y familiar en torno a la marca, compartiendo las experiencias offline (en caso de tener un negocio físico) con el público online y viceversa.

 

  1. Detrás de cámaras: mostrar lo que pasa detrás de la campaña siempre ayuda a que tus clientes conozcan parte más humana de una marca. En este punto puedes compartir como se lleva a cabo una parte de los procesos que se llevan a cabo en tu marca o mostrar a tu equipo de trabajo.

 

  1. Se honesto/a: Sabemos que es de humanos equivocarse, por lo que reconocer tus errores y, sobre todo, ofrecer soluciones a los problemas que se presenten, te permitirá construir un lazo de confianza.

 

Ahora que estas familiarizado/a con el concepto de humanizar tu marca, ¿Qué esperas para ponerlo en práctica? Si no sabes por donde comenzar, ¡no te preocupes! En Continental Media estamos listo para guiarte por el camino correcto.

Cómo crear un curso online de éxito. Parte 2

  1. Identifica los elementos didácticos que vas a ofrecer

 

En este punto es importante lograr un equilibrio entre los elementos didácticos, visuales y prácticos, para que todos tus alumnos puedan participar, por lo que deberás conocer a tu público objetivo para decidir que formatos vas a ofrecer.

 

  1. Elabora tu material didáctico

 

Al tener la información necesaria y el formato en el que vas a impartir tu curso, es momento de ponerse creativos y comenzar la etapa de producción.

 

  1. Configura el espacio de tu curso online en la web

 

Para realizar este paso, deberás elegir a través de que plataforma vas a vender tu curso online:

  • Plataformas de ventas de cursos online
  • Plataformas para crear tus cursos e incluirlos en tu web
  • Pluggins o softwares de tu web (modulos o lecciones)

 

  1. Elabora tu estrategia de precios

 

Debes saber que no existe un precio establecido y que puedes tomar los precios de tu competencia como ejemplo para orientarte, sin embargo, el valor del curso debe adecuarse al contenido que está ofreciendo.

Algunas de las preguntas que puedes tomar como punto de partida para establecer un precio, son las siguientes:

  • ¿Será un producto gratuito para atraer a los usuarios a otro producto de pago?
  • ¿Será un complemento a tus servicios?
  • ¿Será tu principal fuente de ingresos?

 

  1. Crea una estrategia para lanzar tu curso

 

Recuerda que tu curso no va a venderse solo, por lo que necesitas contar con una campaña estratégica continua para promocionar tu curso. Puedes:

  • Ofrecer promociones de descuento por venta anticipada
  • Poner anuncios en Google ads
  • Email-marketing
  • Publicidad con influencers
  • Programas de afiliación para que ofrezcan tus cursos
  • Redes sociales

 

Crear un curso a partir de estos pasos puede parecer una tarea bastante complicada, sin embargo, solo debes organizarte, saber escoger y dar lo mejor de ti.

Cómo crear un curso online de éxito. Parte 1

Con el paso de los años, el internet y sus distintas plataformas han funcionado como una excelente alternativa para desarrollar habilidades cotidianas sobre un tema a través de los cursos en línea, destacando que, debido a la pandemia, esta modalidad ha cobrado mucho protagonismo.

Es por ello que, si tú eres un emprendedor que ha considerado la posibilidad de crear un curso online, lo primero que debes tener claro es qué tipo de curso quieres vender, pues existen distintos tipos:

  • Curso accionable: se enfoca en conseguir un resultado claro, sin la necesidad de utilizar teoría de relleno.
  • Curso en audio: estos son más conocidos como el curso que las personas pueden llevar en su bolsillo. ¡en video no es siempre necesario!
  • Curso completo: puede ser de 4 horas o más, en donde se encargan de explicar a profundidad un tema.
  • Certificación: este es un programa más avanzado, en donde a través de un examen es posible obtener una distinción o certificación.

 

¿Qué pasos debes seguir para crear tu curso?

 

  1. Elegir el tema perfecto

 

Es importante que el tema que elijas sea uno que realmente te apasione, ya que, si desde el inicio piensas realizar un curso sobre un tema que no te encanta, es posible que la calidad del mismo se vea afectada y muy posiblemente tus alumnos podrán notarlo.

Recuerda pensar en tus habilidades, talentos y por supuesto; tus propias experiencias para elegir un tema que te ayude a crear un curso exitoso.

 

  1. Analiza la demanda del tema

 

Una vez elegido el tema basado en lo que te apasiona, es importante que realices una pequeña investigación para saber si hay usuarios interesados en él. Es importante que te preguntes lo siguiente:

  • ¿La gente está hablando sobre ese tema?
  • ¿La gente tiene dudas sobre ese tema?
  • ¿Hay alguna carencia en lo que ofrece tu competencia?

Si tu respuesta fue positiva en las tres preguntas y aunado a ello, sabes que puedes ofrecer algo distinto a lo que ofrece tu competencia, es posible que hayas encontrado el tema perfecto para tu curso online.

 

  1. Que el resultado de tu curso sea APRENDIZAJE

 

Es indispensable que tu curso tenga un alto contenido de calidad y que tus alumnos tengas claro que es lo que van a aprender.

Especificar los resultados que se obtendrán al finalizar el curso te ayudará a obtener mejores resultados, así que preguntante lo siguiente:

  • ¿Qué habilidades podrán demostrar?
  • ¿Qué nuevo conocimiento habrán adquirido mis alumnos?
  • ¿De qué sentimientos se habrán alejado?

 

  1. Investiga y recopila información relevante sobre el tema

 

Hoy en día, los seres humanos queremos recibir información clara y directa, así que asegúrate de no incluir contenido de relleno. Enfócate en los detalles más importantes y, sobre todo, aspectos que tu competencia no ha cubierto.

 

  1. Estructura del curso

 

Lograr organizar el contenido de manera lógica y cronológica ayudará a que tus alumnos logren entender cada tema de forma clara en su debido momento. Puedes organizarte agrupando temas, consejos o ideas partiendo de una temática.

Diferencias entre Facebook Ads y Google Ads

 

Alguna vez te has preguntado ¿Cuál de estas dos plataformas es la mejor para
publicitar? La respuesta es que ninguna es mejor que la otra, ambas tienen
distintos beneficios y como en todo, su funcionalidad y éxito depende de varios
factores.

Es importante considerar que en entre las similitudes que existen, ambas
plataformas te permiten:

  • Realizar campañas de remarketing y así lograr potenciar las ventas.
  • Se adaptan a cualquier tipo de negocio para promocionar campañas.
  • Para buenos resultados, en ambas debes ser constante y preciso para que
    tu estrategia funcione.

Ahora bien, ¿Cuál de las dos debo elegir para mi campaña? Simple: La que se
acerque más a los resultados que quiero obtener.
Es por ello que a continuación te presentamos sus diferentes beneficios para que
logres identificar cual puedes utilizar para tus compañas.

1.- ¿Cómo funciona la segmentación en Facebook Ads y Google Ads?

En este rubro se encuentran muchas similitudes, sin embargo, es importante que
aprendas a perfeccionar primero uno para luego poder dedicarle tiempo al otro.

Datos que Facebook Ads te permite segmentar:

  • El territorio donde quieras promocionar tu campaña
  • Edad y sexo
  • Educación
  • Intereses
  • El dispositivo que los usuarios utilicen

En el caso de GoogleAds, aunque los datos de segmentación son bastante
similares, su fuerte son las palabras claves en los procesos de búsquedas, así
como los horarios y territorios de los anuncios.

2.- ¿Cómo se divide la publicidad en cada una?

Google es el buscador más grande del mundo, por lo que al ser una plataforma
para búsquedas de pago y casi siempre su objetivo es llevar tráfico a una página
web. En cambio, Facebook, aunque te permite buscar lo mismo, esta se enfoca
más en darte a conocer, por lo tanto, su publicidad se divide de la siguiente
manera:

Google Ads:

  • Búsquedas (PPC o SEM)
  • Publicidad en YouTube (Videos)
  • Gmail (e-mail marketing)
  • Apps
  • Google Maps (publicidad de display)
  • Shopping

Facebook Ads:

  • Tráfico
  • Interacción
  • Instalaciones de la aplicación
  • Reproducción de video
  • Generar clientes potenciales
  • Mensajes

 

3.- ¿Cómo se gasta el presupuesto en cada plataforma?

En Google Ads se maneja el CPC (costo por clic) y este siempre varía
dependiendo del tipo de campaña y el producto o servicio que ofrezcas. Así que, si
decides lanzar campañas en Google Ads por CPC, debes saber que se te cobrará
solamente por los clics que se hagan sobre el anuncio y no por las veces que este
sea mostrado.

En cambio, en Facebook te cobra por alcance, ya que se centra en hacer llegar
tus anuncios a personas hasta una vez por día, cobrándote en CPM (coste por
cada mil impresiones).

5.- Anuncios compuestos por textos e imágenes

En este caso, Facebook te permite incluir una imagen en la parte superior del
anuncio y encima algún texto descriptivo, mientras que Google te permite
realizarlo a través de la red de display y mediante anuncios en videos de
YouTube.

6.- Objetivos de compra:

Google Ads es una plataforma en solucionar problemas, mientras que Facebook
se especializa en investigar los intereses y persuadir a la audiencia que invierte
tiempo en ella.

Así que antes de elegir cuál de las dos plataformas elegir para publicitar tu
campaña, es importante identificar el público objetivo al que te vas a dirigir.

Recuerda que ninguna es mejor que otra, ambas están hechas para adaptarse a
las distintas necesidades de cada campaña, y como agencia, tenemos la
responsabilidad de orientarte al mejor camino para alcanzar tus objetivos.
Si estas interesado, ¡comunícate con nosotros!