DE NUESTRO BLOG

Videojuegos, un medio más para la publicidad

 

 

Actualmente las grandes marcas buscan la mejor forma de entrar en contacto con el  consumidor, por lo que ha incrementado su interés por el marketing y la publicidad en el mercado de los videojuegos como soporte para la promoción de campañas publicitarias. A esta práctica se le da el nombre de Advergaming o Gamevertising.

 

 

Este medio publicitario se encuentra en constante crecimiento, el incremento de sus ventas durante los últimos años ha sido una constante que se ha visto beneficiada por la aparición de nuevas plataformas y productos relacionados.

 

Todos sabemos que los canales masivos se encuentran sobresaturados y hay que buscar nuevas fórmulas de llegar al consumidor; por lo que los videojuegos se han convertido en una herramienta idonea para promocionar productos y campañas publicitarias.

 

La evolución de la tecnología y la visión comercial sobre los videojuegos ha impulsado el desarrollo del advergaming, centrándose en la posibilidad de interacción entre usuario y publicidad, mientras este se divierte.

 

Esta técnica le proporciona diversos beneficios comprobados a la marca que los utilice:

 

•    Es totalmente diferente, lo que causa un gran impacto publicitario.

•    Acerca al consumidor, mientras éste se divierte y se identifica con la marca.

•    El posible consumidor se expone incluso durante horas a la marca (a diferencia de otros medios, que aprovechan solo segundos).

•    Se propagan viralmente, con costos muy bajos y resultados sorprendentes.

•    Son capaces de captar datos de usuarios y crear bases de datos de clientes sin mayor costo.

•    Incrementa el reconocimiento del producto.

•    Aumentan en un 60% el reconocimiento para productos nuevos

•    Son un valor agregado a la marca.

 

Para tener más claro lo que es la publicidad en los videojuegos, nombraremos el juego de FIFA donde mientras el usuario está jugando, aparecen la publicidad de distintas marcas al rededor de la cancha.

 

 

 

 

Sin duda la publicidad crece al par de la tecnología y nos puede sorprender en los lugares menos esperados.