DE NUESTRO BLOG

10 errores al hablar en público

Hoy hablaremos de un tema común que le puede suceder a cualquiera. Desde niños a estudiantes universitarios e incluso profesionales con años de experiencia. Estamos hablando de errores al hablar en público.

 

Una de las actividades profesionales más recurrentes es la exposición ante grandes audiencias sobre planes, reportes, presentaciones, etc… Sin embargo no es una actividad fácil para todos, aun cuando se trate de algún experto en la materia siempre existirá la posibilidad de sucumbir ante el nerviosismo.

Los 10 errores más recurrentes de quienes se tienen que parar frente al público para captar su atención y detallarles alguna exposición son los siguientes:

1.- Poca expresividad. La mayoría de los presentadores novatos tiene miedo de ocupar demasiado espacio y gesticulaciones, esto el público lo percibe como una disculpa por inseguridad.

2.- Hablar sin energía. Entre el 80 y 90 por ciento de los oradores no invierten la suficiente energía en sus exposiciones, esto provoca que el público piense que les falta entusiasmo e interés.

3.- Improvisación. Los oradores experimentados llevan a cabo una investigación previa para sentirse con confianza en el material que van a utilizar y tener la capacidad de responder a cualquier pregunta que se les plantee.

4.- Práctica. Se recomienda hacer un ensayo general frente a espectadores de confianza, como puede ser la familia, amigos o colegas, con el despliegue de presentaciones con diapositivas. También con un ensayo previo se puede planear alguna táctica para que todo fluya a la perfección.

5.- Demasiados datos. Si la exposición se centra en la exposición de una serie de datos en lugar de la narración de una historia intensa y humana ocasionarás que sea una charla aburrida y que la atención sea poca o corta.

6.- A la segura. Si el contenido de la presentación es demasiado segura para tu comodidad se corre el riesgo de no generar interés en los escuchas. Recuerda que la cualidad más importante de un orador es atraer la atención.

7.- Evitar la vulnerabilidad. Aunque a muchos jóvenes presentadores pueda parecerles contrario al sentido común, si quieres parecer creíble tienes que mostrarte vulnerable. Si te esfuerzas mucho por parecer perfecto, un público experto se dará cuenta de inmediato y desconfiará.

8.- ¿En serio? Muchas personas tienen tendencia a ser demasiado serios y formales, si en la presentación se comportan más naturales e informales la charla se volverá más amena.

9.- Exceso de material. Si quieres calcular el tiempo que te llevará realizar tu presentación delante del público, practica y cronométrate, toma en cuenta que la exposición durará entre un 25 y 50% más del tiempo que hayas tomado en la práctica.

10.- Ser precipitado. Esto puede empeorar aún más cualquier problema o incidencia que se presente, además de perder impacto, por eso, se recomienda ir despacio para transmitir seguridad, confianza y experiencia.

Ahora que conoces estos errores te recomendamos poner particular atención en cuáles podrías estar cometiendo tu. Puedes intentar practicar grabándote dando una presentación o ensayando frente a un espejo, esto te ayudará a ver en qué puedes mejorar.