DE NUESTRO BLOG

Un sueldo no es suficiente

Se dice que la felicidad está en los pequeños detalles. Esta teoría también es aplicable al clima laboral de una empresa, sin importar cuál sea su tamaño o giro. Si piensas que con sólo pagar un sueldo a tus empleados, estos serán felices… mejor sigue leyendo.

No necesitas instalar una resbaladilla gigante en la entrada, colocar una mesa de ping-pong o regalarle a cada empleado un coche último modelo.

Afortunadamente, existen estrategias muy simples y de bajo costo que pueden ayudar a mejorar de manera considerable el ambiente en la oficina, así como las relaciones entre los miembros del equipo. Así que toma nota:

*Instala una cafetera o un frigobar

El consumo del café crece en México y se ha convertido en la bebida “oficial” de los espacios de trabajo, especialmente por sus propiedades energizante. Instala una máquina de café en una parte de tu oficina donde varios miembros se puedan reunir al mismo tiempo. Si no les gusta el café, instala un frigobar y añade otras opciones como té, jugos y agua, para quienes lo prefieran.

*Ofrece un servicio de comedor

La comida es un tema importante en las oficinas. Por lo común los empleados tienen dos opciones: o comer fuera de la oficina en restaurantes y puestos de la calle, lo que significa un gasto considerable y es poco sano, o si tienen más tiempo, ir a su casa, lo que es una pérdida de tiempo y dinero en traslados. Una buena opción es ofrecer un servicio de comedor gratuito o de bajo costo como prestación. Es importante asegurar la calidad, el balance y el aporte nutricional de los alimentos.

*Actualiza los programas y equipos continuamente

No hay nada más desesperante que trabajar con herramientas insuficientes y  máquinas obsoletas que no permiten a las personas hacer su trabajo eficientemente. Cada cierto tiempo actualiza el software de tus computadoras y los principales programas.

*Ofrece horarios flexibles

El horario fijo de 9 a 6 está probando ser cada día menos eficiente en las empresas. En primer lugar, porque en ciudades esta clase de horarios genera tráfico excesivo y contaminación; en segundo, porque no todas las personas funcionan a la misma hora; y tercero, porque ofreciendo flexibilidad los empleados tendrán mayor balance con su vida personal, lo cual te agradecerán.

¿La solución? Puedes brindar distintas opciones de horarios y dejar que tus empleados elijan, y permitir que al menos una vez a la semana trabajen desde casa u otro lugar. La ideología detrás de esto es que la gente trabaje más por metas a cumplir que por el reloj.

¡Listo! Tomando en cuenta estos consejos y poniéndolos en práctica, te aseguramos que tendrás empleados más felices y por lo tanto más comprometidos y eficientes en sus tareas. Sólo es necesario mostrar un poco de preocupación por ellos y no sólo porque cumplan con tu negocio, pues esto sólo los hará egoístas y desinteresados por la empresa. Y esto a la larga se reflejará en su felicidad y se reflejará en la imagen que proyecta hacia el exterior.